Bombas solares: funciones y ventajas
Te contamos cómo funcionan las bombas solares de agua y los beneficios que ofrece para tu emprendimiento agrícola.

Las bombas solares de agua son dispositivos diseñados para bombear agua utilizando energía fotovoltaica desde fuentes estacionarias como tajamares y pozos artesianos, así como lagos y otras fuentes.

Las bombas solares se clasifican en sumergibles y de superficie, dependiendo de las necesidades del consumidor que deben cubrir. Las sumergibles están destinadas al bombeo de grandes cantidades de agua, mientras que las de superficie brindan un extra de presión para tareas como el regadío de plantaciones.

Ventajas y aplicaciones

Al ser dispositivos que utilizan fuentes renovables, las bombas solares de agua ofrecen una serie de ventajas tanto en comodidad para los hogares e instalaciones sin conexión al sistema de agua corriente como también un importante ahorro en energía tanto eléctrica como de origen fósil.

Desde brindar agua corriente a las instalaciones de un rancho, abastecer abrevaderos de animales de granja o sistemas de regadío de plantaciones, la versatilidad de las bombas solares las convierte en una inversión que simplificará la vida de sus usuarios.

Otras aplicaciones para la bomba solar serían la extracción de aguas sucias de depósitos o fosas sépticas, desagüe de piscinas y otros. A esto debemos sumar que son 100% limpias y ecológicas. No dejan ningún tipo de residuo ni contaminan.

Al hablar de ventajas, es también obligatorio de hablar de la que sería prácticamente su única desventaja, que es la dependencia exclusiva de la disponibilidad de luz solar para cumplir con su tarea.

¿Qué tipo de bomba solar me conviene?

Dependiendo del tipo de funciones que tendrá en las instalaciones, el consumidor podrá decidir qué tipo de bomba solar le conviene más. Si, por ejemplo, las funciones se centrarán en brindar agua corriente y regadío a una plantación que no necesite más de 4.500 litros de agua al día, la elección será una bomba solar de superficie.

En el caso de que las necesidades de bombeo sean mayores, el consumidor debería optar por una bomba solar sumergible, cuyas capacidades de bombeo alcanzan hasta los 13.500 litros de agua al día.

Apostando por las renovables

Las bombas solares de agua, como todas las aplicaciones de las energías renovables, nos permiten seguir adelante en la independencia de los combustibles fósiles y otras energías contaminantes, permitiéndonos aportar a la recuperación del medio ambiente y asegurarnos un futuro sostenible.

Deja una respuesta

×
×

Carrito